Perú

Día 2: catarata Gallito de las rocas y Los monos

Catarata Gallito de las Rocas 008

Perú: Día 2: catarata Gallito de las rocas y Los monos

Ya eran las 8 am y estábamos despiertos. En Satipo hace mucho calor, así que era inevitable no ducharse. Aún no teníamos claro a donde ir, así que fuimos primero a desayunar, hay un mercado cerca al hotel donde tomamos un rico calderón, ya con eso sobrado aguantábamos todo el día. Y así fue que la señora del caldo nos recomendó visitar Mariposa, un pequeño pueblo que está ubicado en la carretera rumbo a Huancayo. Si bien es selva alta, se siente un poco el frío. Entonces fuimos al paradero de las combis con destino a Mariposa. El pasaje nos costó 6 soles. Hasta cierto tramo la vía es asfaltada, luego ya es trocha, ya que no circulan muchos carros por dicha vía. Luego de casi 2 a 3 horas, llegamos a Mariposa. La plaza tiene un diseño muy particular, ya lo verán en imágenes. Como era domingo, habían otros pasajeros que también se dirigían a la catarata Gallito de las rocas, así que el conductor nos llevó hasta el pueblo que conduce a dicha catarata.

El pueblo está a casi 2 kilómetros de Mariposa. En dicho pueblo, me disculparán no recuerdo el nombre, hay muy buena señalización así que fue fácil ubicarnos. Hay un puente colgante que cruza el río Pampa Hermosa, y luego entramos a una cubierta por árboles, la verdad muy bonito oír el sonido de los animales, hasta que luego de 10 minutos se escuchaba el sonido del agua. Y Así fue que llegamos a la catarata Gallito de las rocas. La zona donde se concentra el agua producto de la caída es mas hermosa que en las anteriores cataratas, y es mas honda también. No lo pensé dos veces y me metí un duchazo, claro que en la orilla, ya que no había gente bañándose mas adentro no me aventuré, pero igual, el agua heladita y con todo el sol, una perfecta combinación. Cerca a Mariposa, en realidad entre Mariposa y el pueblo en mención, se encuentra la catarata Los Monos.

Aparentemente, no es muy visitada, ya que el letrero dice 3 km pero en realidad no sentí los 3 kilómetros. Digo que no es muy visitada por que no hay una señalización adecuada, así que con mi compañero, caminando desde el pueblo, casi 1 kilómetro llegamos al desvío para la catarata Los Monos. De nuevo había que cruzar el río pero esta vez, el puente colgante estaba en un pésimo estado. Daba la impresión que en cualquier momento las maderas que estaban como base se caerían. De todos modos, el puente se dejaba caminar. En este caso, el puente era “apto” para autos en comparación del puente para la catarata Gallito de las Rocas, ya que ese solo era para uso peatonal. A los 5 minutos de camina, encontramos un pequeño criadero de truchas. Si van con auto, en el criadero de truchas tendrían que dejar el auto estacionado. Luego el camino se pone mas interesante, ya estas de nuevo, en una zona cerrada, tipo jungla, y cruzas incluso un pequeño tronco que la hace de puente.

Ya casi pasando 15 minutos se escuchaba el agua, y allí estaba, la gran catarata Los Monos. Tiene mas altura que las anteriores, pero no cae tanta agua como en Gallito o San Andrés. Además en la parte baja, es decir la base, apenas se forma una pequeña posita. De todos modos es mas accesible sentir el agua que cae de arriba. Yo mido 1,65 cm y a lo mucho, me llegaba a la cintura en la parte mas honda, de todos modos fue divertido. Almorzamos unos bizcochos para matar el hambre y volvimos con dirección a Mariposa, para así tomar una combi que nos lleve a Satipo. En Mariposa, hay pequeños negocios, y una casa que abastecía de combustible a las combis, me parece que era petroleo, no estoy muy seguro. A las 5pm tomamos el carro de regreso y llegamos casi a las 7 pm. Se había cumplido nuestro objetivo que era visitar 2 cataratas por día, y lo mejor, de una manera económica. No estoy en contra de los tours privados, pero si el efectivo no te alcanza, no te limites, preguntando y averiguando muy bien también podrías concoer muchos lugares.

Carlos