Perú

Almuerzo, Abra la Raya y a Pucará

post26-03-vista-de-pucara

Perú: Almuerzo, Abra la Raya y a Pucará

ALMUERZO EN SICUANI. Una vez en el bus, el guía nos comunica que en 20 minutos estaríamos llegando a la ciudad de Sicuani donde íbamos a almorzar; como el viaje era corto pensé que por ello no prendieron el aire acondicionado, hecho que enseguida se sintió porque ya era el mediodía y el sol pegaba fuerte. Llegamos al restaurante donde nos dieron tiempo de 45 minutos para el almuerzo; la comida estaba en general buena e incluía una bebida que era una infusión, como hacia ya calor preferí comprar una gaseosa para acompañar al almuerzo. En el patio del restaurante funcionaba un mini zoologico con llamas y alpacas.

CALOR Y SIN AIRE ACONDICIONADO. Terminado el almuerzo seguimos nuestra ruta para llegar al punto más alto del recorrido, Abra la Raya; aquí limita el Departamento de Cusco con el Departamento de Puno. En éste trayecto y como se sentía mucho calor, protestamos para que prendan el aire acondicionado del bus, contestando el guía que se descompuso el aire acondicionado; hubo airadas protestas porque se sentía bastante el encierro dentro del bus y además las ventanillas eran selladas y ni siquiera se podía abrir.

Llegamos a La Raya donde nos bajamos a tomar fotografías y curiosear en los puestos de ventas de artesanías, con variedad de tejidos hechos en telares, cerámicas y objetos hechos de piedra, compré algunos recuerdos. Desde este punto se observa el Glaciar Chimboya de 5.489 msnm.

DEPARTAMENTO DE PUNO. El Departamento de Puno es la zona donde tiene la mayor cantidad de cría de camélidos americanos como la llama, alpaca y en menor proporción la vicuña, siendo la alpaca el camélido mas criado en ésta zona del Perú, pues, su fibra es muy cotizada en el mercado internacional por su finura, suavidad, brillo  y su cualidad térmica.

El paisaje que veía en el trayecto era eso, grandes extensiones de valles a más de 3.000 msnm con una cantidad considerable de camélidos pastando, la cría de estos animales sirve de sustento económico de estas poblaciones andinas. A estas horas el sol pegaba más fuerte y dentro del bus se sentía el calor y sofoco, pues, seguíamos sin aire acondicionado con el agravante que no se podía abrir las ventanas y ni siquiera nos sirvió agua para paliar esta situación. Fueron dos horas de disgusto hasta que por fin llegamos a Pucará.

PUCARÁ. Llegamos a Pucará y nos fuimos hacia un lugar donde debíamos visitar una antigua fortificación, luego de ahí seguirían para visitar un museo; estaba tan molesto por la situación que preferí al bajarme del bus irme hacia el centro de la ciudad de Pucará para comprar algo para beber porque el agua que traía ya había tomado todo.

Fui caminando y no encontré ningún ningún negocio abierto, era feriado y todo estaba cerrado, hasta que por fin encontré un pequeño local y ahí pude conseguir la botella de agua. La ciudad estaba en un silencio total, casi nadie en la calle y por supuesto los locales de venta de artesanías todos cerrados, por ende no pude comprar los famosos toritos de pucará que quería para mi colección de objetos artesanales.

Pasado un buen tiempo, vi que el transporte se acercaba a la plaza central y subí para seguir el viaje. 01:30 horas después estábamos llegando a la ciudad de Puno; fuimos hasta la terminal de buses donde terminaba el recorrido de la Ruta del Sol, ahí tomé un taxi que por 5 soles me acercó hasta mi hospedaje.