Ecuador

Cuenca

cuenca2

Ecuador: Cuenca

Santa Ana de los Ríos de Cuenca es una ciudad situada al sur de Ecuador. La tercera en importancia después de Quito y Guayaquil. Su centro histórico fue declarado patrimonio de la humanidad en 1999. Razón suficiente por sentir curiosidad de conocer y recorrer sus calles para admirar su arquitectura mezclada entre estructura colonial, francesa y más contemporánea llamada republicana de los siglos XIX y XX.

Llegué en avión desde Quito y tan pronto me senté en el avión comencé una charla muy interesante con un Cuencano. Me dice que Cuenca es una ciudad hermosa, llena de magia, con comida estupenda y una de las mejores arquitecturas de Ecuador ya que tuvo asentamientos de españoles y de intelectuales franceses que llegaron al Ecuador en Misión Geodésica en 1730.

Una vez arribé a la ciudad tomé un taxi hacia el hotel que previamente había seleccionado en una página de Internet. Y lo primero que me sorprendió es saber que a los taxistas se les cobra por entrar al aeropuerto. Increíble, comento con el taxista, es el primer aeropuerto en el mundo que le cobran a los taxistas por dejar o recoger pasajeros. En fin … el costo de la carrera fue de US$2 ya que el aeropuerto está muy cerca del centro histórico.

Una vez instalada en mi habitación comienzo a preguntar sobre las actividades y sugerencias para hacer en Cuenca. Para el día siguiente encuentro a un chico Filandés con quien emprendí un recorrido por la ciudad. Una ciudad efectivamente bella, llena de iglesias y edificios que llaman a simplemente vista la atención.

También observo que hay un maratón este día y por ser domingo el bus turístico no se encuentra en el Parque Calderón. Este bus es una buena opción para echar un vistazo a la ciudad. Cuesta US$8 y transita los principales puntos turísticos de la ciudad.

Recorrer y conocer Cuenca es muy fácil por lo que considero que en un día podrás apreciar todo el centro histórico. La antigua catedral de la ciudad, ubicada en el Parque Calderón, es ahora un museo de arte religioso, su entrada cuesta $2. La actual catedral, una inspiración supuestamente de la arquitectura de Nuestra Señora de Notre Dame en Paris, es impactante, hermosa y aún conserva la esencia de no cobrar su entrada para admirar su belleza. De ella, fuera de su hermosa arquitectura, me llama la atención sus múltiples pantallas de televisión por las cuales tramiten la misa desde variados ángulos. Un lugar para apreciar la ciudad es desde su terraza que por US$2 permiten subir a lo más alto de este edificio y fotografiar la ciudad. También por US$2 puedes bajar a las catacumbas si te llama la atención este escenario.

Otra edificación bellísima es el Palacio de Justicia. Inspirado totalmente en la arquitectura francesa, este edificio rinde homenaje a estos inmigrantes que llevaron planos realizados en Francia para reproducirlos en esta ciudad. Otro ejemplo de la arquitectura es el Colegio Benigno Malo que con 150 años representa la arquitectura neoclásica francesa.

Me contaron que los planos traídos de Francia dieron pie a estas estructuras que por error o por ser planos muy antiguos no consideraban los baños o servicios sanitarios. Así que una vez construidas esta edificaciones tuvieron que adoptar un sistema para ofrecer los servicios. A partir de esto la municipalidad también optó por lugares exclusivos en el centro histórico para este fin. Por eso cuando se recorre Cuenca es fácil localizar casas (o la apariencia de casas) que se mezclan como una más pero que son servicio de sanitarios. Nunca habrá problema de conseguir este servicio en la ciudad.

Algo muy característico de la ciudad es el ser bañada por cuatro ríos, uno de los cuales está muy cerca del centro histórico, Río Tomebamba. Este río recorre la ciudad de manera limpia y segura y los diversos puentes atrae la atención de cualquiera. Como es domingo algunas familias a sus orillas realizan picnic o simplemente convida a los transeúntes a disfrutar de un momento de paz con la naturaleza. Algo que he vivido antes en ciudades europeas, con un río muy cerca de la urbe para caminatas o paseos en bicicleta. Simplemente sensacional.

Por todas estas razones en la actualidad Cuenca se ha convertido no solo en un atractivo turístico por excelencia sino también como última morada de aquellos inmigrantes de Estados Unidos o Europa que encuentran en esta tierra el sitio perfecto para vivir sus últimos años. En medio de diversas etnias, inmigrantes, comidas y arquitecturas Cuenca ofrece al visitante diversas opciones de conocer, vivir y degustar de un ambiente único y especial en medio de un paisaje verde de verano casi alpino pero ubicado en una latitud andina cuyo clima siempre será igual.

Lugares para visitar:

1.  Todas las iglesias del centro histórico

2.  Ruinas preincas ubicadas en la Calle Larga

3.  Museos en Calle Larga

4.  Paseo por el río

5.  Mirador de Turi. Valor de taxi US$3

6.  Mercado 10 de agosto. La fruta y verdura es preciosa de observar y la comida es muy económica.

7. Parque Nacional El Cajas. Desde el Terminal Sur dirección Cuenca-Guayaquil. Valor transporte $1.25

8. Ingapirca. Ruinas Incas. Dirección Cuenca – Quito Valor transporte $2.50 y la entrada cuesta $6.00

Yadira