Costa Rica

Naturaleza y aventuras! Canoa y rafting por el río Sarapiqui

7341845-Raft_the_River_Sarapiqui

Costa Rica: Naturaleza y aventuras! Canoa y rafting por el río Sarapiqui

Dormí tranquila y profundamente en este maravilloso entorno natural, la habitación muy cómoda solo con el sonido ocasional de aves, grillos y ranitas, muy tranquilo. A las 5:30 ya nos estábamos levantando, ya que a las 6 salimos camino al río Sarapiqui donde navegaríamos en canoa recorriendo su cauce, su flora y su fauna. Espectacular paseo y muy recomendable!! Nos subimos a una larga y cómoda canoa, el guía muy conocedor de la zona nos fue indicando y contando de la flora y fauna del lugar, hermosos y añosos ceibos, grandes árboles con sus lianas colgando, flores típicas como el chilomate o la bromelia, silencio y paz, increíble, solo el sonido de aves, tucanes y el agua que fluía tranquilamente a nuestro paso!! Siempre a estar atentoos, ya que en los árboles se pueden encontrar…iguanas, tomando sol y en las orillas caimanes esperando su presa, a afirmarse de la canoa!! Ja,ja,ja. Muchas aves también acompañaron nuestra navegación, garzas tigre, patos aguja y golondrinas del manglar. Sabían que la golondrina vuela rasante por las aguas para cazar los insectos los que se van pegando en sus alas… Increíble y maravillosa naturaleza!!

Camino hacia el río pasamos por el pequeño pueblo llamado Puerto Viejo de Sarapiqui, el que se está convirtiendo en un área clave comercial y turística del país. Volvimos muy hambrientos a las 8 al Lodge Selva Verde para tomar un contundente desayuno con huevos revueltos, frutas y jugos naturales, en un inmenso comedor con una gran terraza con barandas anchas para los que quieran tomar desayuno sentados en allí con vista al río y a la vegetación que lo rodea y donde pueden llegar visitantes como monos o tucanes, uuff aquí casi me mataan, ja,ja,ja, había un gran grupo de personas embelesados y en silencio observando un hermoso tucan yo entusiasmada quise plasmar esa experiencia en una foto…hago clic y el Tucan emprende raudo el vuelo, uff, luego fui yo la observada..pero no con embelesamiento, ja,ja,ja.

Luego de tomar desayuno nos fuimos a hacer rafting a Aguas Bravas en otro sector del río Sarapiqui, al llegar y a la espera de partir, recorrimos el lugar que era precioso, había un curioso cactus Mickey Mouse y varias ranitas de la especie “dardo o punta de flecha” llamadas así porque los indígenas utilizaban el veneno de su piel para impregnar sus dardos, como las ranita “blue jean” o las ranitas de flecha negra y verde, estas ranitas tienen la piel muy brillante, su color le indica a los posibles depredadores que posee un potente veneno neumotoxico, el veneno no lo utiliza de manera activa, solo está ahí, en su piel. Bajando a la la orilla del río había un gran Ceibo de unos 500 años de antigüedad de inmensas raíces, el Ceibo echa raíces de unos 8 metros de profundidad, pero no está pegado al suelo lo que hace que quede espacio entre sus raíces, entre las cuales uno puede circular, respirar, quererlo y abrazarlo…

Cuando se juntó todo el grupo partimos todos muy animados en una camioneta hasta el lugar desde donde comenzaría nuestra aventura, luego de las indicaciones de rigor y bajo una intensa lluvia, partimos remando por este caudaloso río grado 3, a la mitad del trayecto paramos a orillas de una cascada donde nos tenían un buffet de frutas, piñas, sandias y papayas, todo muy producido, se pasaron!! Sentados al medio de la naturaleza, a orillas del río, con una cascada de fondo comiendo ricas frutas y compartiendo una buena conversa…que mejor!!

Luego seguimos río abajo remando con intensidad y pasando varios rápidos, mucha adrenalina y mucha entretención!! En algunos tramos pudimos tirarnos al río y dejarnos llevar por la corriente, soltar y dejarse llevar por la corriente, mmm así debería ser siempre nuestra vida, ja,ja,ja. Al termino, luego de más de 2 horas de rápidos, hermosos paisajes, mucho remo y nado, llegamos al centro de operaciones de Aguas Bravas, la compañía con la que hicimos el rafting,  un hermoso lugar donde habían hamacas y mesas a la orilla del río donde nos tenian preparado un rico y típico “casado”, increíble lugar, increíble experiencia!! Pura vida!!

Trayenko