Costa Rica

Lluvia en Puerto Limón, intensa naturaleza en Sarapiqui

2

Costa Rica: Lluvia en Puerto Limón, intensa naturaleza en Sarapiqui

Después de tanta caminata por el Refugio Silvestre Gandoca Manzanillo y Puerto Viejo de Talamanca, siempre acompañados de una intensa lluvia, paramos a reponer fuerzas en una “soda” como le llaman a los restaurante que abundan en el camino, los que siempre tienen sabrosas y contundentes preparaciones y el infaltable “casado”, uno de los platos típicos de Costa Rica, ricos postres y aun más ricos jugos naturales.

Cuando llegamos a Puerto Limón, la lluvia seguía inclemente lo que no nos impidió conocer la ciudad, con sus antiguas construcciones, sus calles abarrotadas de autos, su cultura afrocaribeña, su hermosa y gran plaza y el borde costero con resabios aun del último terremoto. Es una pintoresca ciudad de clima principalmente húmedo y lluvioso, aunque es una ciudad costera, tiene solo una pequeña playa para bañarse, a pocos kilómetros se encuentra Puerto Moin uno de los puertos de mayor importancia a nivel nacional, desde donde llegan y salen embarcaciones de gran calado provenientes de Europa, Asia y Estados Unidos mayormente.

Luego de un par de horas de viaje llegamos a Puerto Viejo de Sarapiqui, que es donde estamos ahora, en el Lodge & Rainforest Reserve Selva Verde, un hermoso albergue ecológico, que protege más de 200 hectáreas de selva tropical primaria y secundaria, se encuentra al lado del río Sarapiqui, inserto en el bosque con sus habitaciones construidas sobre altos pilotes y conectadas por rampas de madera, mucho, mucho gringo y europeo, yo creo que somos los únicos de habla hispana, ja, ja,ja.

En la tarde dejó de llover, comimos temprano un rico y completo buffet en el comedor del lodge, con todo tipo de preparaciones típicas e internacionales y nos fuimos a hacer una caminata nocturna por el bosque tropical lluvioso. Esta actividad se realiza en los jardines del lodge y en el bosque tropical cercano, solo se necesita ir acompañado del guía, unas buenas botas plásticas, linternas y muchas ganas de conocer el habitat nocturno de las especies.

Atravesamos un largo puente colgante hasta llegar al bosque, donde nos encontramos con inmensas telas de arañas con su dueña esperando su buffet y un armadillo que al vernos arrancó y se fue caminando por la baranda del puente. Vimos también una serpiente caracolera, ranitas cristal, aves durmiendo en su habitat, nunca había visto un ave durmiendo! También nos toco algo impresionante! la metamorfosis de una langosta, las que pasan de huevo a ninfa con el aspecto de un adulto pero en pequeño y luego llegan a adulto, ésta estaba en su ultima etapa, estaba ahí, pegada a su antiguo cuerpo pequeño a la espera de que se secaran sus alas, proceso que dura toda la noche… Increíble haberlo presenciado!!  Vimos también una gran variedad de arboles, de hongos preciosos y de insectos como el cienpies anillado que estaba en pleno proceso de apareamiento, el macho se monta sobre la hembra y caminan así alrededor de una semana…Un recorrido lleno de anécdotas e historia, muy entretenido!

En la noche me quede sin conexión a Internet, lo que me sirvió para salir a recorrer este laberíntico lodge, a esa hora acompañado solo por aves, grillos uno que otro mono aullador y muchas ranitas, donde un amable joven que hacia de nochero me acompaño a la recepción donde había wifi y con el que conversé largamente sobre la vida en la región y las características de este increíble lugar depositándome luego de vuelta sana y salva, ja,ja,ja. Graciaas!!

Trayenko