Costa Rica

Camino al Parque Nacional Volcán Poás, una maravilla natural!!

Poas_crater

Costa Rica: Camino al Parque Nacional Volcán Poás, una maravilla natural!!

Anoche llovió fuertemente, a ratos no se veía ni la piscina, a pesar de lo cual la temperatura siempre se mantuvo agradable, truenos y relámpagos dieron paso luego al croar de ranitas, al sonido de los grillos y el viento, haciendo que el sueño fuera profundo y placido, que agrado!

A las 8 de la mañana luego de un riquísimo, completo y conversado desayuno partimos en dirección al Volcán Poás, el que por la lluvia estuvo a punto de salir de nuestro itinerario, se consensuo entre las viajeras que iríamos al volcán aunque corriéramos el riesgo de no ver su cráter.  Así partimos, despidiéndonos del pueblo de La Fortuna, el volcán Arenal y los bellísimos paisajes que nos regalaron, para enfrentar nuevos desafíos en la ruta, los hermosos caminos de Costa Rica, siempre deparan mucha vegetación y gratas sorpresas, a la orilla del camino se pueden encontrar osos perezosos o pizotes, tucanes, cascadas, ríos, plantaciones de plátanos, piña y palmitos, vendedores de las más variadas frutas, como las inmensas y dulces papayas, maracuya, zapotes, rambutan, ciruelas, chirimoyas, frutillas, plátanos, piñas, etc.

Luego de un par de detenciones para observar las hermosas vistas del camino, paramos en la Catarata La Paz, en el sector de Vara Blanca en Heredia, donde hay un puente desde donde se puede observar y donde también hay algunos puestos con artesanía, frutas y productos típicos, es una parada obligada de todo el que transita por este lugar.

Al medio día llegamos al Parque Nacional Volcán Poás, era domingo y al parecer es el paseo obligado por turistas y nacionales, las colas para entrar eran larguísimas, luego de estacionarnos nos dirigimos con mucha ansiedad por el sendero hacia su cráter, el tiempo se presentaba auspicioso y cabía la posibilidad de verlo despejado. Luego de 20 minutos de suave caminata llegamos a orillas de cráter, había algo de nubosidad producto de las fumarolas y la condensación de la laguna, pero con el fuerte viento esta disipaba cada cierto rato, regalándonos unas vistas del cráter en todo su esplendor… y la sensación de estar desafiándolo con cada foto o mirada. El lugar es imponente, con sus fumarolas, su laguna de color turquesa y su bajada de lava, mucho viento y frío acompañaron esta increíble experiencia…y muchas personas también, ja,ja,ja, estaba llenoo! Qué bueno que tanto turistas como nacionales se interesen por compartir esta experiencia única!

De aquí bajamos por los hermosos caminos que llevan hacia el valle central y San José, la carretera que desciende del volcán ofrece al viajero paisajes con potreros, cafetales, ríos, cascadas y bosque, pasando por pueblos pintorescos como Fraijanes y Poás. A lo largo de la ruta se encuentran diversos negocios con productos de la zona y atendidos por sus dueños, venta de fresas, queso, natilla, manjar, jaleas, bizcocho, flores, artesanías y otros productos todos manufacturados por la población local. También se pueden encontrar pequeños restaurantes, sodas, miradores, cafés y hostales. Imperdible hacer una parada para probar las ricas fresas y natillas o compras aluna artesania!!

Trayenko