Chile

Paseando por Valparaiso y Viña del Mar

Viña-del-mar

Chile: Valparaiso y Viña del Mar

Este fue el día que más temprano tuvimos que levantarnos, ya que a las 8:00 pasarían a recogernos para el tour de día completo a Valparaíso y Viña del Mar: del recorrido hasta la primera de las ciudades no tengo mucho para contar ya que, literalmente, me dormí los casi 120km que distancian Santiago de una de las ciudades con uno de los puertos más importantes del continente.

En Valparaíso la visita fue mas bien rápida, haciendo un breve recorrido en bus por los cerros que componen la cuidad, una pequeña parada en la Casa Museo La Sebastiana perteneciente a Pablo Neruda y aproximadamente 30 minutos de tiempo libre en el puerto, lugar ubicado a solo metros de la plaza principal y donde se encuentran distintos locales de artesanías y productos típicos de la región.
De allí a Viña del Mar el recorrido no supera los 20 minutos, ya que ambas ciudades se encuentran pegadas una al lado de la otra: una vez llegados, la primer parada fue la visita obligada a uno de los emblemas típicos de la cuidas como es su Reloj de Flores; después de tomar unas fotografías en el lugar, y tras aproximadamente 30 minutos de viaje llegamos a la zona de Reñaca, una de las playas más importantes de Viña del Mar: aquí nos detuvimos a almorzar en un restaurante frente a la playa para luego disponer de aproximadamente 1 hora libre para recorrer la zona ( obviamente que el destino obligado fue la playa y la posibilidad, al menos para mi, de tocar por primera vez las frías aguas del Océano Pacífico ). Para despedirnos de la ciudad, y antes de emprender la vuelta a Santiago, visitamos la parte exterior del museo XXXX, donde hay expuesto un Mohai original traído desde la mismísima Isla de Pascua.

Hecho esto, y con 120km mas por recorrer, caí nuevamente en los brazos de Morfeo hasta arribar a Santiago para así recuperar energías y  visitar otro de sus más  importantes shoppings: el Costanera Center, ubicado en la región de Providencia y situado al lado de la Gran Torre Santiago, el edificio que con sus 300mts. de altura, es el mas alto de Latinoamérica.
Luego de algunas compras más, y de recorrer prácticamente todo el shopping, nuevamente el taxi fue el medio elegido para volver al hotel: allí llegamos a eso de las 21.30 horas, con lo cual luego de cenar, solo nos quedaba armar las valijas para volver al día siguiente a Buenos Aires.

pgd