Chile

Recorriendo Arica

Arica-Beach-Chile-2

Chile: Arica

Era la segunda vez que iba a Arica, la ciudad de la eterna primavera. Ésta vez fui solo y con muchas ganas de conocer Tacna en Perú (lo cual hice, pero esa historia es para otro diario). Lógico que fui por la misma razón que motiva el 99% de mis viajes.

Llego al terminal de buses (desde Antofagasta) a eso de las 06:30 horas y me voy directo a la hostal donde recibo una atención buenísima y muy cálida de parte de los dueños de casa. Descanso breve y una reparadora ducha para comenzar a recorrer la ciudad. Recorro el centro y me animo a hacer lo que no había hecho la vez anterior… subir el morro a pie. En el camino paso primero por el Museo de Sitio Colón 10 el cual consta de cuerpos de la etnia Chinchorro que fueron descubiertos sin intención al realizar excavaciones en el lugar y que fueron dejados tal cual. Es espectacular y por si fuera poco posee un piso de vidrio por sobre los cuerpos para poder recorrer el sitio. Visita obligada.

Subo el morro y aunque pocos se lo puedan imaginar no hay que ser un gran caminante para lograr la tarea. Por segunda vez en la cima e ingreso al completísimo Museo Histórico y de Armas de Arica que es muy bueno. Como nota negra en el ingreso hay una placa que ”nombra de manera muy especial” a Pinochet, una verguenza que en Chile todavía existan honores para un criminal.

Recorrí la Península del Alacrán (desde 1964, antes de eso era la Isla del Alacrán) en la cual antes había visto el Arica Chilean Challenger que es un Grand Slam de Bodyboard. Paso por el centro donde nos encontramos con el casco histórico de la ciudad y el Paseo 21 de Mayo (paseo peatonal).

Ahí asistí al Estadio Carlos Dittborn, que si bien es de tamaño pequeño es muy cómodo y vistoso. Me encantó conocerlo ya que allí se jugaron los partidos del Grupo A y el partido de Chile vs Unión Soviética válido por los octavos de final de la Copa Mundial de Fútbol de 1962. Como anécdotas destaca que la sede del norte de Chile para dicho evento era Antofagasta pero que por problemas de organización no pudo construir el estadio, entonces se decidió por Arica por la cercanía con el Perú a quienes daban por clasificados y que para sorpresa de todos fue eliminado por Colombia. La otra es que en éste estadio jugó el soviético Lev Yashin quien es considerado el mejor arquero de todos los tiempos (de hecho hasta el mundial de Alemania 2006 el premio a mejor arquero se llamó Lev Yashin) quien recibió aquí el único gol olímpico de la historia de los mundiales hecho por Marcos Coll de Colombia.

No duden en venir a visitar Arica, y si tienen la oportunidad vayan al interior de la ciudad, al Perú y a Bolivia (hice las primeras dos, espero algún día lograr la tercera).

Adrian