Buenos Aires

Descubriendo La Boca

la-boca-caminito

Buenos Aires: La Boca y tour por la Bombonera

Nuestro plan de hoy era ir a visitar caminito y el famoso estadio de como ellos se hacen llamar “la mitad mas uno” osea Boca Juniors con mucha historia la Bombonera. Nos dirigimos a la recepción del hostal para preguntar como podíamos llegar al barrio la Boca y encontramos a un chico rubio, ojos claros (típico gringo) preguntando lo mismo….y mi espíritu social no se aguantó de ofrecerle ir con nosotras, a lo cual el acepto de inmediato, ademas no hablaba mas español que el de cortesía…”buenos días, gracias, cuanto cuesta y cerveza” jajaja Nuestro nuevo amigo se llama Mark, es de Irlanda, pero vive en Canadá hace un par de años, muy simpático. Mis amigas no hablan muy bien inglés, pero se hicieron entender con el y yo obviamente feliz de practicar mi inglés que lo tenía guardado desde que llegué de Nueva Zelanda En Florida compramos la tarjeta SUBE y la cargamos en las boleterías del subte, muy aconsejable comprarla ya que en las micros solo aceptan monedas que son muy escasas, no costó 28 ARP.

En Corrientes tomamos el 29 que nos dejó en Caminito, llevabamos nuestro mapa parra chequear las calles que ibamos pasando y bajarnos en el lugar apropiado, todo resulto super. Llegamos a la Boca y no tuvimos ni que preguntar donde ir, solo seguimos a la masa, en Caminito como la mayoría sabrá esta en el barrio de la Boca, con sus coloridas casas y esto se debe a que se pintaban con los restos de pintura que sobraban de los barcos, entonces aveces un color alcanzaba para un solo muro, pero esto hizo de esto un encanto, por que lo que mas hay en Caminito son colores y hace que luzca muy bonito, ahi es conveniente para comprar recuerdos, (pero si andan cortos de presupuesto y pasan un domingo en Baires lo mejor en precios es la feria de San Telmo).

Tanta vuelta vuelta nos dio la hora del almuerzo, pueden encontrar varios lugares con distintas opciones, no les recomiendo donde comí porque no me gustó mucho, asi que busquen, por que la oferta es variada (ojo que hay una especie de impuesto que algunos restaurantes te cobran que es una especie de derecho a sentarse y usar los cubiertos, no todos lo cobran y algunos lo ofrecen como enganche, esto NO es la propina, lo comento por que en Chile eso no se cobra y a mucha gente le parece extraño o no entienden el porque del cobro). Luego del almuerzo caminamos un par de cuadras hasta la Bombonera, hay 2 tour el tour corto y el completo, tienen valor de 70 ARP y 80 ARP, tomamos el tour completo que es muuuy recomendable, independiente si eres fanático del fútbol o no, ya que la chica que hace el tour es muy entretenida, con un acento bieeeeeeen porteño y claramente una super fan de Boca.

El tour dura una hora aproximadamente y te entretienes todo el rato, escuchando historia y recorriendo distintas áreas del estadio, Mark que es super fanático del futbol, estaba muy emocionado. Ambos tour tienen derecho a entrar al museo de la Bombonera, donde hay una estatuas de jugadores como Diego Maradona, Juan Román Riquelme y otros que no ubico pero que deben ser importantes y un montón de fotos de futbolista que fueron figura, entre ellos el chileno Ivo Basay, ahí también hay trofeos, videos, registros de campeonatos y camisetas, deveras muy recomendables para fanaticos y no…de hecho entre la gente del tour habia una señora de River Plate, el equipo rival de Boca Juniors, entre bromas para ella y para brasileños…todas en muy buena onda eso si nos reimos un monton.

Luego un par de vueltas mas por Caminito a comprar algo que habíamos visto cuando llegamos y luego de vuelta al hostal, respectivas duchas, cambio de ropa y a buscar un lugar para beber algo…afortunadamente hay un bar en el hostel, en el subterraneo y la gente que se aloja en Hostel Suites Florida, tiene un 20% de asi que las cervezas nos quedaban en 20 ARP y los Mojitos a 50 ARP…el problema es que el bar es de estilo “after office” abre a las 17:00 y cierra a las 02:00 asi que sirve solo para hacer la previa para luego ir a otro lugar. Nosotras muy cansadas, entre refunfuñeos nos fuimos al hostal. Y así terminó nuestro segundo día en Buenos Aires

natsc