Bogotá

Descubriendo Bogotá

bogotaft

Bogotá: Llegando a Bogotá

Nuestro vuelo llegó a las 5 de la mañana, todo bien, del hostal mandaron un taxi a buscarnos con un costo de 14 dolares aprox., llegamos como a las 6:30 y dormimos un rato, desayunamos y salimos a recorrer la ciudad. Luego descubriríamos que es muy fácil ir del aeropuerto al hostal tomando el transmilenio un seguro, barato y rápido medio de transporte.

El Hostal Chocolate donde alojamos, está muy bien ubicado, en pleno sector de la Candelaria, cerca de una estación del transmilenio Las Aguas, el cerro Monserrate y del Museo del Oro. El ambiente es agradable y tranquilo.

Partimos visitando el Cerro de Monserrate que es un cerro dese el cual se domina toda la ciudad, subimos en funicular, arriba esta el Santuario de Monserrate, hay restaurantes y unos hermosos jardines, desde allí se ve todo la ciudad, es un lindo paseo. Bajamos en  teleférico y nos fuimos caminando hasta el centro de la zona de La Candelaria, donde están los museos, iglesias y el centro histórico de la ciudad. Partimos visitando el Museo del Oro, un completo museo donde se exponen una gran variedad de artículos de oro, lo que mayormente eran usados por los caciques, representantes de Dios en la tierra. Aquí no alcanzó a establecerse el imperio inca, los indígenas tenían un sistema de “cacicados” independientes, igualmente llegó la dominación española los que fundieron gran parte del patrimonio de estos pueblos, lo que queda se ha encontrado en algunas excavaciones o de colecciones particulares formada por la compra a huaqueros que han saqueado gran cantidad de tumbas. En fin la historia se repite en toda latinoamerica…

De allí nos fuimos a caminar por el centro del barrio de La Candelaria, el domingo se cierran algunas calles transformandose en paseo peatonal, con venta callejera de diversos articulos y juegos. Aqui también se encuentran antiguas iglesias, la Catedral y la casa de gobierno, por ahí paramos a comernos algo, por fin! ja,ja,ja y seguimos camino al Museo de Botero, muy, muy bueno, además de una gran muestra de pinturas y esculturas de Botero me encontré con la sorpresa de una diversa muestra de pintores como Renoir, Degas, Matisse, Picasso, un lugar super recomendable… y gratis! Luego seguimos camino al Chorro de Quevedo, el lugar donde se fundó la ciudad de Bogota, es una plazoleta pequeña rodeada de cafecitos y restaurantes, muy ondero, donde además se ponen artistas callejeros y músicos, muy entretenido, nos toco un grupo que se llama “Circo, cuento, teatro” con unos músicos y payasos con un espectáculo muy, muy bueno, el ambiente era muy distendido, todos sentados en el suelo disfrutando el excelente espectaculo. El sector es de mucho restaurante y pubs, por lo mismo había mucho control policial.

Llegamos al hostal como a las 8 de la noche a reponernos y descansar. El tiempo ha estado muy variable en la mañana mucho sol y calor, luego se nubló, en la tarde llovió fuerte y ahora esta despejado pero bien helado.

trayenko